Sincericidio

Anuncios

TANATORIOS (Repost “¿Recuerdas?)

descarga

Recuerdas cuando conducíamos borrachos
Diciendo todo a gritos y pensé en estrellarnos
Y así ponerle fin a tantos malestares
Las muertes a tu lado son muertes celestiales.

Y ahora que todo está tranquilo
Las cosas más bobas parecen precipicios insalvables
Y al borde de este abismo,
Besar y dar bocados siempre ha sido lo mismo.

Recuerdas cuando creí estar
Profundamente enfermo, enfermo terminal
Con dolores de cabeza, metástasis neuróticas
Un thanatos salvaje que invalida toda lógica.

Tanatorios – Hazte Lapón

 

¿Cómo funciona un corazón? (Repost)

Latidos

No se hable más,
si lo que no habla es tu cuerpo
Tan sólo quiero ver funcionar tus órganos
como al bailar el cha cha cha

Que marca tu corazón, si bombea sangre
allá donde yo me hallo,

¿Quién me va perfundir si me dices
que me parta un rayo?
Siempre pienso que me voy a secar,
quedarme en pellejo
Siempre pienso en la muerte
cuando te tengo lejos.

Ya sé que es lo que pasa siempre
Ya sé que siempre me dices
que esto es lo que me pasa siempre
Pero es que yo me muero siempre…

Hay algo en tu indiferencia que absorbe
Lo más profundo de mi energía vital,
que abre ese vórtice letal
¿Dónde va ir a parar todo eso que,
sin darte cuenta, me quitas sólo
Con no hablar?, ¿donde va a ir a parar?,
no sé, no sé, se va, se va.

Siempre pienso que me voy a secar,
quedarme en pellejo
Siempre pienso en la muerte
cuando te tengo lejos.

Ya sé que es lo que pasa siempre
Ya sé que siempre me dices que esto
es lo que me pasa siempre
Pero es que yo me muero siempre…

Cómo funciona un corazón-Hazte Lapón

 

El espejismo

Vivíamos el cándido espejismo.
Ingenuos, devorábamos sumisos
ilusiones
creadas para nuestras inventadas
y justas necesidades.

Y entre anuncios que nos recordaban
que éramos felices, un disparo
de realidad
hablaba de explosiones, de tormentas,
de la guerra y del hambre.

Pero era un eco tenue, muy lejano, algo difuso.
La realidad termina donde acaba el espejismo.
Contentos con el miedo y endeudados, nos dormimos
mientras otros trazaban el futuro

Pero a veces
sueño con romper el muro, el espejismo.
El mundo duele menos si te miro.
A veces dudo de estar cuerdo, más aún,
de estar vivo.
Intuyo que más allá del espejismo,
más allá de este único camino,
existen nuevos paisajes,
futuro escondido,
tantas cosas por nombrar,
tantas por hacer,
todas contigo.

Un día despertamos entre gritos.
Se derrumbaron muros, diferencias
y mercados.
Vimos resquebrajarse la fachada
sólida del espejismo.

Y todo aquello que un día fue un eco lejano
se instaló en nuestro barrio. Y la serpiente
de la realidad
descubrió la mentira y nos echó
de aquel falso paraíso.

Supimos de la lucha y de la tragedia ajena,
de la vergüenza no televisada.
Miramos a los ojos a la historia, el fin del mundo
sólo empieza cuando llega a casa.

Y ahora que
por fin se ha roto el muro, el espejismo,
el mundo duele menos si te miro.
Ya no dudo: no estoy cuerdo, más aún, estoy vivo.
Ahora sé que más allá del espejismo,
más allá de este único camino,
existen nuevos paisajes,
futuro escondido,
tantas cosas por nombrar,
tantas cosas por hacer,
todas contigo.

Tras la tormenta queda reinventar el mundo,
aunque haya quien hoy quiera levantar otro espejismo.
La realidad termina donde acaban nuestros sueños,
pues vivimos.

Señor basurero

Vertedero-de-basura

7 días ya no bastarán para crear de nuevo un hogar sin ver el mar…

Donde fue a parar, el amor que yo he entregado,

los momentos del pasado que ya no puedo olvidar

Donde van a dar, ¿A qué triste estercolero?

Señor basurero, hágame un favor

encuentre el más feliz, el que aún sigue con vida,

pílleme desprevenido y tritúrelo, y tritúrelo…

(“El más feliz” – VEGA)

El virus del miedo (Repost)

depresion

Hoy quiero comentar especialmente una de mis muchas canciones favoritas del gran canta autor Ismael Serrano. Es uno de los canta autores que me llegan al alma y pueden expresar la realidad con poesía.  La canción se titula “El Virus del miedo”. Habla del miedo que nos paraliza, que trata de sumirnos en la apatía y que muchas veces nos instrumentaliza para controlarnos, para que cedamos parcelas de nuestra libertad y de nuestros derechos fundamentales. En definitiva, la canción habla  de la depresión, de cómo un hombre se empieza a deprimir, primero deja a su pareja, luego deja el trabajo, y así se va deprimiendo cada vez más hasta que termina suicidándose.

No perdáis la oportunidad de escucharla.

“Ya nada es lo que era” (Repost)

“Ya nada es lo que era,
nuevos paisajes, nuevas fronteras,
delimitando mis gestos, mis costumbres.

Otra lumbre iluminará mis versos,
otros muertos mis soledades,
otras felicidades mis fiestas,
otras dudas mis certezas.

Ya nada es lo que era.

Me tendré que acostumbrar
a esta fría soledad
como un viejo con días contados a su enfermedad.

Y nombrarte o esperarte en un café,
y padecer otro principio,
y volver a los sitios en que me has abandonado,
y ser asesinado
allí donde te amé.

Ya sólo me queda
la vacía pena
del viajero que regresa.
Estoy tan perdido,
soy el asesino
de tantas primaveras.

Ya nada es lo que era.

Ya nada es lo que era,
recorreré las aceras
buscando una luz que me recuerde a ti.

¿Quién me acompañará ahora a los Alphaville?
¿Quién hará cicatriz mis heridas?
¿Quién descubrirá mis mentiras?
¿Quién facilitará mi huida?

Y es que ya nada es lo que era.

Ya sólo me queda
la vacía pena
del viajero que regresa.
Estoy tan perdido,
soy el asesino
de tantas primaveras.

Ya nada es lo que era.
Ya nada es lo que era.”

¿Te gusta mi blog?  Sígueme en

             Resultado de imagen de icono youtube pequeño